Moda y Tiempos Violentos

Avatar

El edificio Rana Plaza situado en Dhaka, Bangladesh, albergaba miles de operarixs que confeccionaban textiles para empresas de fast fashion. El derrumbe de esta construcción tomó relevancia fundamentalmente por el número de muertes (1143) y de personas accidentadas y afectadas como consecuencia del colapso (más de 2500).  

Los motivos de la caída de esta construcción no se cierran a cuestiones edilicias. Este hecho trágico expuso ante una sociedad ignota los métodos necesarios que sirven al funcionamiento de este tipo de sistema de producción, conocida como moda rápida.

RELACIÓN FACTOR TIEMPO Y BAJOS COSTOS

Las empresas de Fast Fashion se caracterizan por la absorción de las tendencias a una velocidad record. Esta velocidad recae directamente en el ciclo productivo para así lograr abastecer a los múltiples locales de los muchos países donde este grupo de empresas tiene presencia. Son capaces de producir a gran escala una numerosa cantidad de colecciones al año. Se habla de alrededor de 34 ediciones, aunque H&M ha llegado a producir 52, tantas como semanas tiene el año.

Como el nivel de producción es elevado y de rápida frecuencia, el público capaz de consumirlo es el que considere para la compra necesariamente el precio antes que otro factor. Es por ello que esta modalidad hace foco en la minimización de los costos. Además, estas condiciones deben darse permanentemente para que el negocio tenga continuidad.

EL LÍMITE DEL ESTRES

Estas empresas, de origen europeo y estadounidense, localizaron la producción en países asiáticos. En países que poseen serias desventajas socioeconómicas y las condiciones de contratación resultan maleables. La expansión del capital que se pretendía parece infinita, la presión por la reducción de costos crecía y naturalmente se llegó a un límite. El derrumbe del Rana Plaza fue registrado como uno de los peores accidentes industriales que hayan existido. El desobedecimiento de las clausuras del edificio fue parte de las medidas que suprimían la justicia laboral a cambio de obtener la contratación. Otras conocidas: salarios ínfimos, represión sindical, jornadas extensas, hacinamiento, informalidad.

Este hecho ocurrido hace ya 7 años dio lugar a la reflexión sobre la sostenibilidad de un sistema basado en el híper consumo no solo desde sus mecánicas de explotación, sino también abordando cuestiones de deterioro ambiental. Un cambio global de lógica respecto este punto hará que las personas dejemos de buscar la seguridad en tal sistema de acumulación y construyamos un nuevo modelo a favor de la preservación de la vida y de nuestra especie.


Texto @MoraPringles

Fotografía; ©️ Annalisa Natali Murri / Sony World Photography Awards


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *